Colaboración: Descubriendo a Jennifer Reeder

asfa

Fotograma de Blood Below the Skin (2014) Fuente: Sitio web de esta imagen

Realismo mágico y feminismo se unen en las películas de esta cineasta de Chicago

Chicas de instituto, identidad sexual, madurez, musulmanas con hijab integrándose en la sociedad y en general, feminismo, son elementos que podemos encontrar en las películas experimentales de Jennifer Reeder. Sus filmes están dando la vuelta al mundo, ganando premios en festivales de cine independiente como Sundance o Berlín. Pero sus intenciones son mucho más simples. Ella busca llegar al gran público, y tratar de ejercer un cambio real en la sociedad.

Su narrativa y su estética está basada en el realismo mágico, lo que utiliza para crear momento mágicos e intimistas, en el que se abre una ventana al mundo interior de los personajes. Estos personajes, la mayoría mujeres, evolucionan a lo largo de las películas. Nos transmiten algo único, una visión de la personalidad y de momentos íntimos, en el que las protagonistas están solas, evolucionan y toman decisiones.

Es capaz de transportarnos a lugares muy lejanos, pero a la vez cercanos, dentro de las vida cotidiana de adolescentes americanas. Adolescentes reales, que escapan de los estereotipos de Hollywood y transmiten una gran inocencia. Es capaz de aunar feminismo e integración racial en películas de una estética intimista única.

El proceso de madurez (coming to age) también es un tema tratado en sus filmes. Las chicas crecen, maduran, y cambian. Estos cambios suelen darse gracias al apoyo de las otras chicas, con las que hablan y se expresan. Son un grupo, una manada muy importante dentro de la vida de las adolescentes. Los hombres quedan relegados a un segundo plano, ya sea en el papel del “asshole” (cabrón) o una figura más, de la que también vamos descubriendo cosas.

Sus películas más recientes fueron proyectadas en la Casa Encendida hace unos meses, en el festival She Makes Noise que trata de dar visibilidad a las mujeres dentro del cine y la música electrónica experimental. A pesar de todo, se pueden ver las películas en su canal de vimeo, además de fragmentos de sus más de 40 películas, que ha ido produciendo desde los veinte años.

A Million Miles Away (2013)

Habla del proceso de madurez de una manera que no hemos visto antes, todo dentro del coro de un instituto. Podemos ver pedazos del mundo interior tanto de las chicas como de la profesora y cómo entre todas se ayudan.

Blood Below the Skin (2014)

Un grupo de chicas, cada una con sus diferentes problemas. Una tiene que cuidar de su madre enferma, otra tiene problemas con los chicos y la última comienza a descubrir su sexualidad y que, tal vez, se siente atraída por las chicas.

Crystal Lake (2016)

Unas chicas americanas musulmanas se ven obligadas a vivir juntas debido a la enfermedad de la madre de una de ellas. Así, comienzan una cruzada junto con las otras chicas del barrio para poder patinar en un skate park, que normalmente está plagado de chicos.

Jennifer Reeder es una cineasta relevante dentro del cine independiente y su relevancia ya no está solo en el hecho de que sea mujer, si no en el retrato que hace de otras mujeres y de las relaciones que hay entre ellas. Son mujeres que se ayudan, que se apoyan unas a otras y que se unen para llevar a cabo una causa “mayor”. Jennifer Reeder es capaz de mostrarnos mundos interiores, relaciones, secretos y procesos de madurez en películas de veinte minutos, con una estética cuidada y una narrativa muy intimista y peculiar.

Sara Cabrerizo Muñoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s